domingo, 20 de noviembre de 2011

Decisiones acertadas

Las decisiones importantes suelen ser las más difíciles de tomar. En nuestro caso hemos conseguido que sea algo sencillo. Los sentimientos igual que surgieron por casualidad se han ido transformando. Llega un momento en el que tienes que abordar la realidad. Quererse es bonito pero nunca una historia ha sobrevivido a base de sueños. Ahora es cuando comprendo que seguir destruyéndose no tenía ningún sentido. Prefiero quedarme con un buen recuerdo y poder decir que no me arrepiento de nada de lo que hemos vivido. Debo reconocer que me gustaría que mi corazón tuviera la facilidad de sentir igual de rápido que el de otras personas. Sé que al mío le costara un poco más porque es más inexperto. Pero cuando lo haga será de verdad y entonces sentirá que ha merecido la pena esperar. Un día, semanas, meses, años... ¿Qué más da? Todo llega.

1 comentario:

  1. Supongo que el tiempo nos hará saber si nos equivocamos o no. Hay cosas que solo se pueden comprobar con el transcurso de las horas.
    Mi corazón tampoco siente rápido, es más, necesita impulsos y mucha ayuda para conseguir sentir. Espero que algún día no haga falta soñar porque la realidad supere con creces cada capricho de nuestra imaginación.

    ResponderEliminar