miércoles, 10 de noviembre de 2010

El plan establecido

Enciendes la televisión con la esperanza de desconectar del mundo que te rodea. No ha sido un buen día pero intentas destacar aquellos momentos que te han hecho sonreír. Escuchas unas palabras que son capaces de conmover a varias personas. La debilidad sobrepasa la pantalla y se convierte en tus propias lágrimas. Te sientes identificada con cada imagen e incluso las palabras podrían estar sacadas de tu boca. A su vez no puedes asumir que nada volverá a ser como antes. Te acostumbras y echas de menos como si de esa forma pudieras cambiar el rumbo de tu vida.

Es difícil explicar cómo una persona puede convertirse en alguien especial en tan poco tiempo. Sin darte cuenta sucede y una vez que es así no hay forma de que haya vuelta atrás. No supe al instante que sería especial y es por eso que me arrepiento de no haber aprovechado más cada momento.

1 comentario:

  1. La verdad que si es curioso como en tan poco tiempo puedes encariñarte con alguien. Sin embargo, no se ha muerto, ¿eh? espero que tu charla de rodilla con ella sea interesante. Me gusta la primera parte de la entrada, ya me contarás HC si no lo veo por internet. Besitos, petardilla. Tqtqmmtq.com (por cierto me tienes que explicar que significaban unas siglas que me pusiste en un sms)

    ResponderEliminar