lunes, 8 de noviembre de 2010

Luchar por un sueño

Dijiste que si quería algo tenía que luchar por ello. Pues aquí estoy, luchando por lo que quiero.

No me gusta remontarme al pasado. Sin embargo a veces es inevitable. Quizás es como la forma de valorar una parte de nuestro cuerpo que tiene otra idéntica. Nos recomiendan que la mejor forma de saber que ocurre es observando las diferencias. Un hueso fuera de su lugar o un tendón inflamado son simples señales de algo que no funciona como debería. Comparar el pasado con el presente es una forma más de ser conscientes como las cosas cambian. Retroceder a lo que teníamos hace tiempo atrás y descubrir que lo que estamos viviendo se orienta cada vez más a aquello que siempre hemos deseado. Hace un año era un cúmulo de dudas, no sabía que sería de mi futuro y para ser sincera tenía miedo de no conseguir alcanzar aquello que necesitaba para ser feliz. Ahora sé que algún día llegaré a conseguir cada una de mis metas porque querer es poder.

1 comentario:

  1. Me da mucha rabia cuando olvidas esa frase de querer es poder. En realidad, todos los sueños se hacen reales conforme vamos creyendo en ellos. Nos perderemos mil veces pero siempre, siempre volveremos a encontrarnos. Un besito :)

    ResponderEliminar