viernes, 5 de agosto de 2011

Veinticuatro horas

Tan solo hace 24 horas que no hablamos. Quizás a ti te guste más expresado en segundos. 86400 segundos echando de menos cada una tus palabras. Se me hace extraño sentirte tan lejos. Me resulta inevitable pensar lo que estarás haciendo a cada momento. Te imagino mientras descubres esos nuevos paraísos y daría cualquier cosa por estar a tu lado. A decir verdad tampoco sería necesario irse demasiado lejos. Tú eres capaz de convertir la cotidianeidad en un nuevo paraíso. Tengo tantas cosas que contarte que he decido apuntarlo para no olvidar nada. La mayoría son cosas tontas pero sabes que hasta el más mínimo detalle me gusta compartirlo. No dejo de pensar en ti y desear que el tiempo avance. Me empiezo a preocupar porque me debo haber vuelto una ñoña integral. Dentro de poco empezaré a hacer todo aquello que siempre he odiado. Quizás comience con “Eres mi primavera” y acabe pintando corazones en cada rincón. Qué sé yo.

1 comentario:

  1. y ese que la #parteñoña es difícil de esconder. Mira sino.

    ResponderEliminar